Ya en el siglo XXI, el Camino de Santiago fue certificado como Gran Itinerario Cultural Europeo y recibió el Premio príncipe de Asturias de la Concordia. Reconocimientos que contribuyen a aumentar el número de peregrinos anualmente. Actualmente, más de 200.000 personas atraviesan la península cada año para llegar a Santiago a pie, en bicicleta o a caballo. Y esta cifra aumenta los años jacobeos (cuando 25 de julio -día de Santiago- coincide con domingo).

Unos emprenden el camino con un profundo sentido religioso; otros con ánimo cultural; otros, deportivo… A pesar de las diferencias entre los peregrinos, siempre suele haber una motivación común: la necesidad de apartarse de la vida cotidiana y darse un tiempo y un espacio para reflexionar.